Calotriton asper (Pyreneen salamander, Tritón pirenaico)

Un endemismo de los Pirineos (sólo ocurre en la zona montañosa de Francia, España y Andorra), el Tritón pirenaico, otro de los anfibios más carismáticos que podemos encontrar en los  cursos de agua repartidos por ésta cadena montañosa.

Tritón pirenaico en el Parque Nacional de Ordesa y monte perdido.

Aunque con una  morfología variable entre individuos, suele tener una línea amarilla en el dorso y el vientre es de color naranja, el resto del cuerpo puede tener colores entre marrones y grisáceos. Los machos suelen tener la cabeza más ancha y redondeada y las extremidades más fuertes, además de tener la apertura cloacal* más abultada y abierta en una línea longitudinal. Las hembras tienen la zona cloacal en forma cónica, dirigida hacia atrás y abierta en el extremo. Todos los adultos se caracterizan por poseer unas “uñas” negras en los dedos.

Viven en zonas de montaña desde los 100 hasta los 3000 metros, siempre en cursos de agua limpia, corriente y normalmente fría, donde descansan en zonas más tranquilas o pequeños remansos.

En riachuelos de montaña se puede encontrar al tritón.

Se alimentan principalmente de larvas de insectos, aunque si la disponibilidad de éstos disminuye, pueden comer individuos inmaduros de otros anfibios.  Son más activos durante las horas crepusculares y nocturnas.

Una de las características más destacables es su manera de cortejar a las hembras o científicamente hablando,  amplexus. Los machos son muy poco selectivos, cuando encuentran a una hembra cerca, la atrapan con la cola y las patas posteriores. Se aproximan mucho y depositan varios espermatóforos* en la obertura cloacal de la hembra, incluso llegan a introducirlos en el interior  para evitar que sean arrastrados por el agua. Pueden permanecer en esa posición durante horas, hasta que se sientan satisfechos y finalmente terminen soltándose (y quién no….).

La hembra depositará los huevos fertilizados en alguna roca o superficie donde puedan sujetarse firmemente, ya que pueden llegar a tardar más de un año en eclosionar, por lo que la zona elegida será muy importante.

Su mayor depredador es la trucha de río, aunque realmente puede convertirse en víctima potencial de cualquier animal más grande que él.

Según la IUCN, tiene un estatus de “Casi amenazado“, pero no se debe a una potencial amenaza, sino a su escasa distribución, de unos 20000 km2 y a que su principal hábitat se encuentra en declive.

 
Se trata de una especie protegida, por lo que, aparte de las implicaciones morales que conlleva tener un animal silvestre en casa  (para algunos no basta con eso), hay que decir que es ilegal, y por tanto está penado por la ley. Así que ya sabéis, los animales silvestres están donde deben estar, a todos nos gusta disfrutar de los encuentros con éstas especies tan carismáticas en su propio hábitat.

 

*Cloaca: cavidad abierta al exterior para expulsión de desechos que tienen algunos grupos de animales. En ésta también confluyen los conductos finales de los aparatos urinario y reproductor.

*Espermatóforo: cápsula o masa creada por los machos de algunas especies que contiene los espermatozoides.