Testudo graeca (Tortuga mora, Greek tortoise)

Cuando en 1758 el botánico sueco Carolus Linnaeus (conocido por sus colegas españoles como Linneo) identificó por primera vez estas tortugas terrestres, le pareció que los dibujos de sus caparazones le recordaban a los mosaicos de la antigua Grecia, por lo que decidió atribuirle el nombre específico graeca.

Por otro lado, su nombre común, Tortuga mora, no hace referencia a si prefiere ser mora o cristiana; el atributo mora ser refiere a la zona donde más abundantes son sus poblaciones, la antigua provincia romana de Mauritania (parte de los actuales Marruecos y Argelia). Pero, aunque sea aquí donde tiene las mayores concentraciones de individuos, esta tortuga puede encontrarse en los tres continentes bañados por el mar Mediterráneo (Europa, Asia y África).

 

mora10

 

Como se aprecia en el mapa de distribución, existen numerosas subespecies, algunas de ellas llegarán a ser especies independientes en algún momento, debido al aislamiento geográfico y por tanto genético.

Morfológicamente tienen el caparazón abombado y de un color que puede ser amarillo o verde oliva; por su lado, el plastrón (parte ventral del cuerpo que correspondería al “pechote”) es siempre de color amarillo.

 

Tanto la cabeza como las patas están recubiertas por pequeñas escamas y las mandíbulas tienen un recubrimiento córneo que le da a la boca un aspecto de pico (aunque lo parezca, no tienen dientes). Son herbívoras, y cuando  se alimentan de forma inadecuada se puede ver una malformación de las placas del caparazón conocida como piramidalización.

 

se aprecia muy bien la boca en forma de pico

se aprecia muy bien la boca en forma de pico

La hembra es más grande que el macho. La mejor forma de diferenciar ambos sexos es darles la vuelta y ver la forma del plastrón; en las hembras es plano, en los machos es cóncavo (en forma de puente) ya que en el momento del…..acto…..deben subirse sobre la hembra y si tuviesen el plastrón plano seria imposible el acople y por tanto la reproducción.

Como buenos reptiles, son ectotérmicos, es decir necesitan de la temperatura externa para regular la suya propia, por lo que habitan principalmente lugares cálidos y sin apenas precipitaciones, donde se asolean durante las primeras horas de la mañana, una vez la temperatura llega a unos 25-27ºC buscan una sombra o excavan un pequeño agujero en el que esconderse hasta que refresque un poco. Sus hábitats preferidos varían mucho según la subespecie; aunque es siempre típicamente mediterráneo se las puede encontrar desde en dunas costeras hasta en campos de cultivo, pasando por zonas de matorral.

Hábitat de la tortuga mora en el sur de Turquia (a ver quien la encuentra)

Hábitat de la tortuga mora en el sur de Turquía (ruinas de Kaunos)
(¡a ver quien encuentra a la tortuga!)

Como habréis podido comprobar en el mapa de distribución, en la Península Ibérica no es que sea especialmente abundante; solo existen tres poblaciones, Murcia, Almería y Mallorca. Es una especie catalogada como “en peligro de extinción” por la UICN y también está incluida en la CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de flora y fauna silvestres) por lo que queda totalmente prohibida la captura de individuos salvajes.

mora5

 

¡Hasta la próxima!