Como ya avanzábamos la semana pasada, la primavera está a la vuelta de la esquina, y por este lado del mundo, tanto los insectos como las plantas comienzan a despertar.

Una de las plantas que más interés despiertan en el mundo, ya sean por su evolución o su belleza, son las orquídeas, y aunque muchos de nosotros piensa en junglas lejanas del Sur de América o el Sureste Asiático cuando se las imagina en la naturaleza, lo cierto es que se encuentran más cerca de nosotros de lo que se pueda pensar.
Este grupo cosmopolita de plantas se puede encontrar en prácticamente todos los hábitats del mundo, excepto los desiertos extremos, tanto cálidos como fríos. Evidentemente, siempre serán mucho más exuberantes las que se encuentren en lugares tropicales, pero la verdad es que las orquídeas Ibéricas y europeas, tienen un encanto particular.

Ophrys lutea

Ophrys lutea

Constituyen la familia de plantas con flores más amplia de todo el reino vegetal, con unas 20.000 especies! pero no solo son abundantes, si no que también tienen el récord de mayor diversidad! y si todo esto os parece poco son además de las más evolucionadas y de más reciente aparición.

Serapias parviflora

Serapias parviflora

Pero las orquídeas también tienen su “lado oscuro”; Muchas de ellas son unas mentirosas, y engañan a moscas, abejas y otros insectos  para que las polinicen, atrayéndolos con olores, colores y formas que prometen sexo con una linda dama de su misma especie, y que en el mejor de los casos sólo los recompensará con un poco de néctar. A este apareamiento fallido se le denomina pseudocópula, y esta especialización tan importante, que hace que una flor adopte la forma, color, olor de la hembra de un insecto concreto, se denomina coevolución.

Ophris speculum (orquídea abeja o espejo, experta en engañar a la avispa Dasyscolia ciliata)

Ophrys speculum (orquídea abeja o espejo, experta en engañar a la avispa Dasyscolia ciliata)

La palabra Orquídea, viene del griego orchis, que significa “testículo”, los antiguos griegos pensaron que los tubérculos (raíces engrosadas de las orquídeas y otras plantas) se parecía a este órgano masculino, de echo la inflamación de estos, se denomina “orquitis”; Pregunta de quesito!

La presencia de estos tubérculos nos indica por tanto que las orquídeas de Europa, son terrestres, al contrario que la mayoría de las orquídeas tropicales, que son epífitas (viven sobre otros vegetales, en este caso sobre árboles, no les producen ningún daño, es decir, sólo los usan como soporte). Esta característica, las hace bastante vulnerables, ya que al crecer a ras de suelo, y tener tan pequeño tamaño, en muchos lugares terminan pateadas y aplastadas.

Orchis olbiensis

Orchis olbiensis

Así que ya lo sabéis, a partir de ahora, atentos a los prados y bordes de caminos, y cuidado con donde ponéis el pie, pues estas bellezas ya comienzan a florecer en la península Ibérica y parte de Europa