Caligo sp. (Mariposa Buho, Owl Butterfly)

Después de un largo tiempo, de descansos, navidades, retomar la rutina, rebuscar entre nuestros apuntes, etc., regresamos con nuevos “bichos”, nueva información y nuevas anécdotas, que esperamos os vuelvan a enganchar!

Para este esperado regreso, os traemos unas impresionantes mariposas, las llamadas Búho, del género Caligo, y que para que vamos a engañarnos, cursimente, son preciosisimas.

Las mariposas Búho, se pueden encontrar en Centro y Sudamérica, desde México a Brasil, y desde el nivel del mar, hasta los 1800 m.

Son grandes, y mucho, tanto que los adultos llegan a medir 20 centímetros, quizá así en números no os hagáis una idea, pero 20 cm, es, un palmo y medio! si, son muy grandes. Dejando a un lado los adultos, las larvas no se quedan cortas,  son de las mas grandes que existen, llegando a medir 15cm, os dejamos un vídeo para que apreciéis el tamaño de esta larva.

Empezando por el principio, cuando la larva nace, debe dedicarse básicamente a comer y a crecer, comer y crecer, comer y crecer, se alimentan de hojas, y como habéis visto crecen mucho, así que cumplen su cometido perfectamente. Llegada la hora, momento en el que ya tiene un tamaño considerable, pasara a un nuevo estado de crisálida, durante el cual no se alimentará, y mediante el cual sufrirá una serie de grandes cambios, tanto morfológicos como fisiológicos, y que terminará con la emergencia de una mariposa adulta totalmente formada, en un proceso denominado, metamorfosis, pero eso ya es otra historia.

La mariposa adulta, a diferencia de la larva, se alimenta del néctar de las flores, pero sobre todo de los jugos de frutas maduras en proceso de fermentación. Para esta tarea cuentan con un aparato bucal modificado, llamado espiritrompa, el cual es muy largo y les permite llegar hasta el fondo de flores tubulares. Cuando se encuentran  en reposo, y no están comiendo, la espiritrompa queda enrollada.

buho3

Se mueven principalmente durante el crepúsculo y las primeras horas de la noche, durante el día permanecen suspendidas en el envés de las hojas. Pero no es por ser nocturnas por lo que se las conoce como Búho, si no por los ocelos tan grandes que tienen en sus alas. Estos ocelos o “falsos ojos” intentan imitar la apariencia que tendrían los ojos de un animal de mayor tamaño, lo cual asustaría a un posible depredador. Por otro lado, si unos ojos grandes no son suficientes para amedrentar al depredador, y este insiste en atacar, se centrará en la zona de los ocelos, creyendo que es la cabeza, por lo que la mariposa sacrificara la parte inferior de sus alas, pero logrará sobrevivir ya que su abdomen y cabeza permanecerán intactos.

buho4

Las alas de las mariposas, están formadas por escamas microscópicas que alteran la reflexión de la luz, lo que produce la llamativa coloración que las caracteriza e incluso su iridiscencia. Es por esto, que si alguna vez manipuláis una mariposa es muy importante no tocarle las alas, ya que las escamas se desprenden con mucha facilidad, lo que podría básicamente destrozarle la vida, al igual que las hadas, perderían su magia (siguiendo un poco con el cursilerismo).