Atta cephalotes (hormiga cortadora de hojas, leafcutter ant)

Las hormigas del genero Atta, las hormigas que todos hemos visto en un millar de documentales y que muchos quieren ver alguna vez en su vida, moviéndose como un río verde por los senderos de la selva. Y así es, tal y como lo imagináis, pequeñas hormigas porteando grandes fragmentos de hojas, unas 10 veces mas grandes que ellas, que previamente han cortado, y que puedes ver formando caminos por todas partes en la selva.
Y aunque todo de a entender que se alimentan de estas hojas, nada mas lejos, pues toda esta materia vegetal es llevada a sus hormigueros donde abonaran su pequeño jardín de hongos, que más tarde servirán de alimento a las propias hormigas. ¡Son todas unas jardineras! es por ello que también se las conoce como hormigas cultivadoras de hongos.

Las colonias de estas hormigas son enormes, ocupan un gran espacio en los suelos de la selva (hay que tener mucho cuidado si se va en bici…) y son importantísimas en el ciclo de los nutrientes, dispersan hojas a través del bosque y el mismo hormiguero puede servir de fuente de nutrientes para otros micoorganismos. Las colonias están compuestas por millones de individuos, pero toda la colonia se desmoronaría sin el sistema de castas que la rige. Cada hormiga actúa como parte de un individuo, perteneciendo cada una a un grupo, las soldado, las obreras, las encargadas de los desperdicios, la reina…. haciendo que todo el sistema funcione.

Aparte de la organización por castas, el éxito de la colonia radica principalmente en  la química,  pues toda su vida esta organizada por códigos de feromonas. Como ejemplo os ponemos los caminos que siguen para buscar y transportar los fragmentos de hojas, no andan de aquí para allá buscando el hormiguero, sino que la primera que sale, marca el camino con gotitas de feromonas, y así, queda marcado, todas saben por donde deben ir y venir. Pero esto es sólo un ejemplo, las feromonas controlan la hora de comer, la hora de cuidarse e incluso la hora de morir.

Como curiosidad os contamos por ejemplo, que las hormigas soldado pesan 300 veces mas que sus compañeras de hormiguero, ademas de tener cabezas enormes para poder contener los enormes músculos de sus mandíbulas, músculos que realizan una fuerza suficiente como para cortar a otra hormiga en dos, ¡o engancharse a tus pantalones sin que haya forma humana de arrancarlas! Por otro lado, las hormigas más pequeñas viajan encima de las hojas que están llevando las obreras más grandes, lo hacen para protegerlas de unas moscas parásitas que ponen huevos en las hormigas y  que las larvas se alimenten de ellas. ¡no lo tienen fácil!

A pesar de la gran labor que hacen en el bosque, en los cultivos no hacen un gran favor, ya que pueden defoliar entre un 13 y 20 % de las plantas, así que mucha gente las considera una plaga.

Están distribuidas en toda América Central, desde Méjico hasta Argentina. Se encuentran tanto en los bosques tropicales como en los parques o jardines.