Vídeos

  • slide_2.jpg P1060481

  • slide_1

  • slide_2

Carabela Portuguesa

 

Physalia physalis (Carabela portuguesa, Portuguese man o’war)

Hoy vamos a dedicar  el post al Mar, del cual  hablaremos largo y tendido mas adelante. Como excusa os vamos a contar un poco sobre la Physalia physalisconocida como: Carabela portuguesa, botella azul o la falsa medusa.
Como bien indica uno de sus nombres populares, no es una medusa, aunque lo parezca! y es que la Physalia, no es un individuo en si mismo (como cualquier medusa) si no, que se trata de una colonia de individuos, en la que cada uno tiene una función propia y en la que todos colaboran. Así tenemos individuos encargados de la flotación, otros de la digestión, de la captura de presas y de la reproducción.
La parte mas visible de esta falsa medusa, es el flotador (que podéis ver muy bien en las fotos) que puede medir de 15 a 30 cm, y el cual se usa a modo de vela, de forma que son arrastradas por las corrientes y los vientos.
Del flotador le cuelgan los tentáculos que normalmente miden unos 15 metros, pero que pueden llegar a los 50 m. Los tentáculos son los encargados de atrapar y paralizar a las presas, mediante unas estructuras llamadas cnidocitos, que contienen la toxina urticante, y que se inyectan a modo de arpón en las presas.

Lógicamente la Physalia es carnívora, se alimenta normalmente de peces, que pueden llegar a ser de un tamaño considerable. Pero en algún momento el cazador es cazado, ya que la Carabela, junto con las medusas sirve de alimento para las tortugas Laúd (Dermochelys coriacea) y  Boba (Caretta caretta), y en ocasiones para el Pez Luna (Mola mola), todos inmunes al veneno. Otro dato curioso es el de un Nudibranquio (molusco gasterópodo), Glaucus atlanticus, que también se alimenta de la Physalia, y ademas almacena sus toxinas que después le servirán como defensa.

Glaucus atlanticus, por Michael J. Sealey

Glaucus atlanticus, por Michael J. Sealey

Queremos recordar con este post, aunque no se trate de una medusa verdadera, que todo organismo es necesario, y la Physalia, aunque venenosa, no está aquí para arruinar un día de playa, sirve de alimento para gran cantidad de organismos e incluso de “casa”.

Muchas veces nos preguntamos por que llegan tantas medusas a las costas, y no es mas que el resultado de la subida de la temperatura de los mares, y de la desaparición de sus depredadores, tales como las tortugas. Esta especie, de regiones tropicales y subtropicales, desde hace unos años, se viene observando en el Mediterráneo, consecuencia tanto del calentamiento como de la falta de depredadores.

Por último pero no menos importante queremos dejaros un póster, realizado por la revista “Muy interesante” y que muestra algunas de las medusas que podemos encontrar y su peligrosidad, ante todo sentido común y respeto!
medusas muy interesante

Si queréis contemplar estos seres mas de cerca, os recomendamos este vídeo de National Geographic:The Portuguese Man-of-War Up Close

Acerca del autor:

Patricia
Originaria de Calpe, Alicante, rodeada de mar, dunas y animales, el genuino interés de Patri por aprender siempre un poco más sobre todo ser vivo que la rodea la llevo a estudiar Biología en la Universidad de Alicante y de ahí a pedir una beca para trabajar con tortugas marinas en Costa Rica. Tras unos meses, volvió a España donde estuvo trabajando en un jardín botánico como educadora ambiental. Para ese entonces ya empezaba a notar la fiebre de la selva y no tardó en volver a Costa Rica para seguir trabajando con tortugas. De vuelta otra vez en España, participó como voluntaria en un nido (el único y por ello tan especial) de Tortuga boba en Valencia. Ha viajado por media Europa visitando diferentes países para seguir conociendo y aprendiendo sobre el mundo natural, siempre con un interés y una pasión inagotables. Tras pasar una temporada en Panamá trabajando con bosque secundario, actualmente se encuentra en el país del cuál (y donde) se enamoró hace ya años, Costa Rica, compartiendo su gran experiencia en tortugas como asistente del proyecto de Osa Conservation, en la península de Osa.

Un comentario

  1. Agustín Valentín-gamazo García 14 julio, 2014 en 21:45 - Reply

    Quiero más cositas de animales plantas u de todo

Deje su comentario

آپلود